Este curso tiene como propósito que la y el estudiante normalista comprenda las teorías y enfoques de aprendizaje, a partir del análisis y la comparación de los que han permeado en diversos procesos de enseñanza y aprendizaje, para reconocer la concepción de aprendizaje propia y aquella inmersa en los planes y programas de estudio vigentes.

La necesidad de comprender cómo es que aprendemos no es nueva, podemos rastrear un primer esbozo desde el siglo II con Aristóteles, a partir de entonces cada día conocemos un poco más sobre las estructuras, interacciones y procesos asociados al aprendizaje. Actualmente proliferan estudios que pretenden explicar cómo es que ocurre el aprendizaje, brindando respuestas desde diversos campos de conocimiento, así como la integración de algunos, al reconocer la complejidad que implica el aprendizaje en los sujetos, algunos elementos que suelen involucrarse son: los procesos psicológicos y neurológicos que cada persona despliega en el acto de aprender, los aspectos biológicos, factores sociales y culturales que intervienen, la influencia de los agentes socializadores y las condiciones culturales, contextuales y socioeconómicas, esto significa incorporar la visión sociológica y antropológica.

El proceso educativo tiene como elemento central al aprendizaje, por lo que es fundamental que el futuro docente de Biología conozca las teorías más representativas que sirven para explicar todos los aspectos que se vinculan con este fenómeno, desde esta perspectiva se sugiere comenzar con una revisión de las ciencias que atienden a la educación desde distintas clasificaciones para describir el aspecto particular de abordaje, y reconocer el origen de los distintos planteamientos que se han realizado respecto a qué es aprender, cómo se hace, qué papel juega el aprendiz, cómo se evalúa y con qué se relaciona, con la intención de comprender el cambio a lo largo del tiempo que ha tenido el concepto de aprendizaje y cómo se ha visto influenciado por aspectos sociales e históricos.